NoticíaOcupació

Mataró promueve un parque de Economía Circular pionero al sur de Europa

Un espacio de 18.000 m² para reciclar y reutilizar materiales de desecho que dará empleo a 20 personas y acogerá empresas del tercer sector

Mataró será la sede de un centro de economía circular pionero al sur de Europa, que impulsa el Consorci per al Tractament de Residus Sòlids Urbans. Se construirá en una parcela de 18.000 m2 con un presupuesto de cinco millones de euros y las obras se iniciarán a primeros del 2020 para finalizar en otoño.

El presidente del consorcio, el alcalde de la capital del Maresme, David Bote, detalla que la economía circular, además de un bien para la sostenibilidad, es “una oportunidad de negocio” que en este caso está centrada en la recuperación de residuos. Un nuevo modelo económico que permitirá la creación de empresas público-privadas relacionadas con el reciclaje y la recuperación de materiales. En el solar ubicado en el polígono industrial Mata-Rocafonda, entorno a un edificio singular, se instalará el espacio Refer, con zonas dedicadas a la ciudadanía, como por ejemplo servicios de autorreparación, formación, talleres de mantenimiento y reutilización de residuos voluminosos.

Uno de los objetivos del proyecto Maresme Circular es, precisamente, la integración de sectores desfavorecidos en los nuevos puestos de trabajo –se crearán unos veinte– convirtiéndose en un polo de innovación tecnológico en materias de sostenibilidad y, según Bote, en “referente de la economía circular en el sur de Europa”.

En el mismo espacio, además de la planta de reciclaje y reparación de voluminosos, habrá servicios como el asesoramiento para la autorreparación de productos informáticos, electrónicos, bicicletas, carpintería, muebles, textil, bricolage, etcétera. Se impartirán talleres de formación en mantenimiento y preparación para la reutilización.

Maresme Circular compartirá espacio con una tienda de segunda mano ideada para promover el intercambio y un lugar común donde se impartirán cursos de concienciación, actividades contra el desperdicio de alimentos, huertos públicos, autocompostaje y actividades de prevención de residuos.

“Es una iniciativa que mezcla los usos sociales, la gestión de residuos y la sostenibilidad que no existe en el sur de Europa”, apunta el alcalde. Para impulsar aún más este tipo de economía que se basa en el aprovechamiento de recursos, la reutilización y el reciclaje, según el primer edil, está prevista la creación de la cátedra de Economía Circular en el TecnoCampus, el parque universitario que aspira a conseguir financiación europea. Para el gobierno de Mataró es preciso impulsar “dentro de nuestras posibilidades” un cambio en el modelo económico y transformar los modelos de producción. La economía circular es una fórmula de trabajo colaborativa.

Font: La Vanguardia
Botón volver arriba
Cerrar